Un blog de mitos, leyendas, costumbres y tradiciones de México

Entradas etiquetadas como ‘Literatura sobre Real de Catorce’

Los barcos de cristal – leyenda potosina

los-barcos-de-cristal-de-homero-adameEsta versión de la leyenda sobre el origen de las carabelas de cristal que existen en la capital potosina y fueron donados como ex-votos o retablos fue publicada en el libro Misterios, leyendas de San Luis Potosí, por graphSTYLE editores, 2014. La edición estuvo a cargo de Alejandro Castillo-Vela. En dicho libro, Homero Adame ofrece 35 leyendas potosinas en versiones hasta entonces inéditas.

14 voces por un real – Libro sobre Real de Catorce, en San Luis Potosí

UN LUGAR-PERSONAJE VISTO POR LA POLIFONÍA DE CATORCE

Reseña escrita por: Dra. Pat Grounds


14 voces por un real, obra ganadora del premio “Manuel José Othón” 2004 en narrativa, es un libro polifónico compuesto por las voces de 14 personajes que nada tienen que ver entre sí, pero comparten con el lector sus experiencias, visiones o puntos de vista sobre Real de Catorce que, en todo caso, es el personaje central de esta obra.

Cada capítulo nos ofrece una voz distinta, como si en verdad hablara cada uno de los personajes, y está escrito de diferente manera y estilo, lo que le da al libro esa polifonía bien lograda por su autor, Homero Adame, quien nos demuestra que sabe escuchar a la gente y recrear sus formas de expresarse a través de la ficción, su primera obra publicada en este género.

Por ejemplo, 14 voces por un real abre con la voz de una fotógrafa, escrita a manera de diario, quien nos ofrece una perspectiva muy amplia de este mítico pueblo, pero a ojo de fotógrafo o a través de la lente. Y enseguida viene el relato, en estilo rural, del peregrino que suele hacer un viaje anual desde su lugar de origen para ser partícipe de las fiestas del 4 de octubre, dedicadas a San Francisco.

Y así, los siguientes capítulos nos brindan una perspectiva diferente, como el de la corredora de bienes raíces, quien afirma que Real de Catorce no es un buen lugar para invertir, aunque una pareja de gringos, muy a su manera, expone su encanto y asombro por este lugar y creen que sería un excelente centro turístico. Y también tenemos a los huicholes, quienes en realidad no visitan el pueblo pero sí los territorios de ese árido municipio durante sus peregrinaciones a Wirikúta, su tierra sagrada. Cabe mencionar que esta voz rompe con el esquema convencional abordado por antropólogos o sociólogos cuando describen sus estudios sobre esta etnia, ya que el autor la ha logrado de una manera literaria, utilizando diálogos y vocablos huicholes, demostrando de tal modo la investigación que hizo al respecto.

Asimismo, y en estilos coloquiales, hablan unos amigos acerca de la vida política; una lugareña nos explica cómo ha sido toda su vida en ese poblado; también disfrutamos las aventuras y desventuras de unos buscatesoros, o bien, un comerciante nos cuenta cómo se vive o se sobrevive en esa población, y enseguida habla la hipiteka, quien utiliza verborrea y lenguaje común entre gente como ella, para explicarnos sobre el comercio, pero desde otro punto de vista y para otro tipo de clientela.

En otro tono, más adelante leemos una interesante descripción narrada por un ánima en pena que utiliza lenguaje del siglo XVII o XVIII para explicar cómo fue la vida en el Real durante sus años de bonanza y grandeza. Después, el sacerdote nos ofrece una visión sobre la vida religiosa en el pueblo y, verdaderamente, las imágenes de sus rutinas son de letargo. (Vale añadir que éste es, quizá, el relato más débil en todo el libro, no por su extensión, más bien por su falta de sustancia. Tal vez el autor no conoce bien este medio o platicó con un sacerdote sin muchas ganas de hacerlo. Siento que en vez del sacerdote, aquí hubiera sido más interesante leer el relato de un narrador de historias, por ejemplo, que en sí es el fuerte de Homero Adame, pero seguramente quiso evitar lo muy conocido para él y mejor incursionar en otro tipo de narrativa más compleja.)

Antes de concluir, la historiadora nos entrega un compendio exhaustivo de la historia de Real, aunque a ella no le guste ese lugar por razones muy particulares. Y para cerrar los relatos, la voz del escritor, utilizando un lenguaje intelectual, nos da primero su punto de vista y luego hace un resumen que bien podría haber sido el prólogo del libro, lo cual le da un giro de tuerca muy sui generis a la obra.

Por último, 14 voces por un real nos entrega “Un real”, breve capítulo dedicado a estadísticas geográficas, climatológicas, demográficas, etc., sobre un pueblo del Altiplano potosino que en las últimas décadas se ha convertido en un icono entre cierto segmento de la población mexicana por el misticismo que supuestamente encierra, aunque algunas de las 14 voces digan lo contrario.

14 voces por un real, según ha expresado Homero Adame en algunas entrevistas y en presentaciones del libro, es un juego de palabras. “Si tú me das un real, yo te doy 14 voces”, pero como el real dejó de ser moneda de circulación a partir de 1854, es difícil conseguir uno para adquirir el libro. Sin embargo, ese real se convirtió en el último capítulo que sin ser una voz per se, da un cierre magistral a la obra.

– – – – – –

CLibro de Homero Adameontenido

  • La fotógrafa
  • El peregrino
  • El comerciante
  • La hipiteka
  • Los huicholes
  • Los gringos
  • La corredora de bienes raíces
  • Los buscatesoros
  • La lugareña
  • El ánima
  • El sacerdote
  • El político
  • La historiadora
  • El escritor
  • Un real

– – – – – –

14 voces por un real

Homero Adame

Secretaría de Cultura de San Luis Potosí / Verdehalago

México, 2007

Nota: Este libro se puede conseguir en algunas librerías de San Luis Potosí o directamente en la Casa López Velarde, teléfono: 444 814 0758. También en Real de Catorce.

Nube de etiquetas